¿Qué es y cómo funciona Zilliqa?

zilliqa
Criptomonedas

¿Qué es y cómo funciona Zilliqa?

¿Sabes qué es Zilliqa? Este proyecto se trata de un software que tiene como principal objetivo el incentivar una red global y distribuida de ordenadores para ejecutar una plataforma de blockchain. Esta plataforma blockchain tiene, a su vez, el objetivo de aumentar la escalabilidad de los usuarios mediante la fragmentación. 

Debido a su potencial, Zilliqa se ha convertido en uno de los proyectos blockchain más competidores en incentivar el desarrollo de un ecosistema de aplicaciones descentralizadas o dapps y criptomonedas, tales como Ethereum, Tron y EOS. Lo que diferencia a Zilliqa de otros proyectos es que emplea un proceso de fragmentación que se encarga de dividir su infraestructura en muchas cadenas de bloques que están interconectadas para soportar más transacciones. 

Este proyecto también lanzó Scilla. Este es un lenguaje nativo de programación que destaca por su enfoque a la seguridad y que permite a los desarrolladores escribir y lanzar dapps personalizables orientadas a la réplica de servicios del mundo real. Para cumplir todos estos objetivos, el proyecto cuenta con su propia criptomoneda nativa de la red, ZIL. Dicha criptomoneda es empleada en la ejecución de programas, el envío de transacciones  y la incentivación de actores que soportan la red.

En otras palabras, Zilliqa se trata de una cadena de bloques más rápida y avanzada. Bitcoin fue la primera generación de criptomonedas, Ethereum fue la segunda y plataformas como IOTA y Zilliqa, son la tercera.

Historia de Zilliqa

La historia de Zilliqa tiene sus comienzos en el año 2017, cuando un grupo de informáticos y académicos comenzó su desarrollo. Su equipo de desarrollo está dirigido por Prateek Saxena de la Universidad de California, Xinshu Dong y Amrit Kumar de la Universidad de Singapur. Algo que no suele ser común en los proyectos prometedores es que el equipo de desarrollo no cuenta con una gran experiencia en criptomonedas, sin embargo, cuenta con el apoyo de asesores como Kyber.

A finales del año 2017, el proyecto ya había conseguido unos $20 millones (USD) a través de la financiación privada. Por esta razón, el equipo no necesitó celebrar una “initial coin offering” (ICO) para el desarrollo de la plataforma. Como ya sabemos, las ICO permiten a los desarrolladores financiar la creación de nuevas criptomonedas a través de la venta de monedas al público. 

Aunque para el desarrollo del proyecto no fue necesaria una ICO, el equipo de desarrollo decidió llevarla a cabo debido a la gran demanda de los usuarios. Durante lo que se llamó la Zilliqa ICO se lograron recaudar un total de $22 millones (USD). Dicha ICO se celebró entre el 27 de diciembre de 2017 y el 4 de enero de 2018.

Para mediados del año 2018, el proyecto aún no había lanzado la red principal, por lo que la plataforma aún seguía en su fase de desarrollo y prueba.

¿Cómo funciona Zilliqa?

La criptomoneda Zilliqa (ZIL) está basada en la cadena de bloques de Ethereum. Por esta razón, el proyecto sigue las reglas que Ethereum ha establecido para las nuevas monedas creadas en su red. Esto nos lleva al hecho de que la moneda nativa de la red es un token ERC-20. Los tokens ERC-20 se transfirieron a la cadena de bloques de Zilliqa cuando la red principal de Zilliqa entró en funcionamiento.

La red de este proyecto ofrece a sus usuarios numerosas funcionalidades comunes con otras redes de criptomonedas. Entre estas funcionalidades encontramos los smart contracts, acuerdos de transacciones y emisión de tokens.

Los desarrolladores que empleen este proyecto tienen la posibilidad usar su lenguaje propio (que es Scilla) con el objetivo de ejecutar programas de lógica personalizados como contratos inteligentes y también pueden diseñar nuevos programas como aplicaciones descentralizadas para ofrecer una gran variedad de productos y servicios.

Aunque el sistema en sí es algo complejo en implementación, Zilliqa está principalmente orientado a la ejecución de contratos inteligentes y a la confirmación de transacciones de red de una forma escalable y eficiente.

¿Cómo funcionan las transacciones?

El primer paso para entender esta tecnología es comprender el funcionamiento de Zilliqa y analizar los problemas que busca solucionar. Lo primero que veremos será el funcionamiento de las transacciones en la red. Dichas transacciones destacan por su rapidez. Veamos un ejemplo basado en una transacción con Bitcoin:

Juan quiere enviar a Pepe 10 BTC. Para ello se siguen los siguientes pasos:

  • Juan decide realizar una transferencia a través de la red Bitcoin. Esta transferencia estará formada por miles de ordenadores llamados nodos. Como ya sabemos, los nodos son ordenadores que almacenan toda la blockchain de Bitcoin y aportan potencia computacional para ser capaces de verificar las transacciones que se ejecutan. 
  • A continuación, la solicitud de Juan se encripta y recopila junto a las transacciones de otros usuarios por nodos especiales a los que llamamos mineros. Posteriormente, esta información se agrupa en un bloque.
  • Esta información será transmitida a todos los nodos de la red. En el caso de que más del 51% de los nodos estén de acuerdo en que dicho bloque es válido, la transacción será añadida a la blockchain. Cuando este proceso se haya completado, Jose recibirá los 10 BTC.

Este proceso suele durar de promedio unos 10 minutos, pero en algunos casos puede incluso tardar horas. Esto se debe a ciertos problemas de escalabilidad que presenta la red de Bitcoin, así como otras redes como Ethereum. Este tipo de redes se vuelven más letntas mientras más crecen. Cuantos más nodos haya en la red, más tiempo se tardará en tomar una decisión.

Para resolver estos problemas, la red de Zilliqa presenta una solución, el Sharding.

¿Qué es Sharding?

El objetivo de Zilliqa es emplear el sistema de sharding (o fragmentación) con el objetivo de lograr resolver los problemas de escalabilidad vistos anteriormente. El Sharding consiste en realizar una división de la red en grupos de nodos llamados shards. Cada fragmento está formado por un total de 600 nodos. Los fragmentos funcionan como pequeñas redes de cadenas de bloques.

Los shards son los encargados de procesar las transacciones por separado en lugar de hacerlo en grupo. Este funcionamiento hace posible procesar un mayor número de transacciones. También significa que la red procesará las transacciones con mayor rapidez a medida que vaya creciendo. Mientras más fragmentos haya, más transacciones se podrán procesar. Gracias al sharding, la red de Zilliqa es más de diez veces más rápida que la red de Bitcoin.