Maximiza tus ganancias con Yield Farming

yield-farming
Wikicripto

Maximiza tus ganancias con Yield Farming

Como bien sabes, el mundo de las criptomonedas cuenta con numerosos conceptos y proyectos. En el día de hoy veremos qué es el Yield Farming y cómo funciona. Este concepto ha ido adquiriendo más fama en el mundo DeFi durante los últimos años. Otra forma de llamarlo es “Agricultura de rendimiento”.

El Yield Farming tiene como objetivo establecer una nueva estrategia de inversión donde los usuarios que posean tokens puedan maximizar sus ganancias. Para lograrlo, los poseedores de tokens deben realizar inversiones y participar en determinadas plataformas DeFi. Es un hecho que el Yield Farming es una forma de participar en el ecosistema DeFi. A continuación veremos cómo funciona y qué riesgos presenta.

Historia del Yield Farming

El comienzo de la historia del Yield Farming tiene lugar en el año 2017 cuando las plataformas DeFi comienzan a crecer de forma rápida. En ese entonces, el mundo DeFi era lo más atractivo del momento para los inversores debido a la posibilidad de obtener ganancias en el bull market que atravesaba el mercado crypto en ese año.

En esos años se sentaron las bases del ecosistema DeFi a través de proyectos como DAI y MakerDAO, ya que permitían, entre otras cosas, practicar el Yield Farming. DAI se trata de una stablecoin que cuenta con la capacidad de ofrecer créditos de bajo riesgo de volatilidad. Era un momento ideal para lanzar este proyecto, puesto que nos encontrábamos en un mercado donde los usuarios compraban Bitcoin y otras criptomonedas que destacaban por su gran volatilidad. Esta situación garantizaba que cualquier usuario que invirtiera en tokens como Maker o DAI en una de las plataformas de préstamos como ETHLend (que ahora conocemos como AAVE), tuviera ganancias importantes aseguradas.

En el año 2017 el Yield Farming era solo el comienzo de una práctica rudimentaria que en unos años se transformaría a un nivel mucho más significativo. Aunque sus primeros pasos fueron en el año 2017, no fue hasta finales del 2019 y comienzos de 2020 cuando el Yield Farming alcanzó su máxima expresión gracias a la aparición de proyectos como Compound y su token de gobernanza COMP. Este proyecto traía consigo un novedoso y raro modelo de distribución de tokens. Este nuevo modelo hizo que la plataforma alcanzara un alto nivel de fama y que los usuarios del sistema mostrasen un gran interés por este.

Compound llamaba la atención de sus inversores debido a que permitía que estos inyectaran dinero en los pools de liquidez o liquidity pools para de este modo obtener ganancias por sus inversiones. Estas ganancias se derivarían de dos puntos principales; el primero serían los intereses de los préstamos que realizaba la plataforma con el dinero de los pools y el segundo vendría de los tokens de gobernanza que podrían obtenerse de la participación en la plataforma a modo de recompensa. El proyecto Compound fue el encargado de llevar el Yield Farming a otro nivel.

A raíz de este “Boom” del Yiel Farming, a principios del año 2020 el ecosistema DeFi comenzó a experimentar un aumento notable en el TLV o valor total bloqueado, alcanzando cifras récord que dejaban clara la importancia del sistema DeFi en el mundo de las criptomonedas.

¿En qué consiste el Yield Farming?

Como hemos mencionado anteriormente, el yield farming se trata de una estrategia orientada a lograr maximizar las ganancias de los inversores y su capital. El principal objetivo es muy sencillo y parte de tener a tu disposición capital en distintas plataformas de inversión, de forma que cuando pase un período de tiempo el capital haya aumentado de forma notable. Los Yield farmers mayormente buscan obtener oportunidades de inversión que lleven a un aumento de su capital.

El Yield farming es una estrategia muy similar a lo que conocemos como staking. En común tienen el hecho de que, mientras mayor sea el capital aportado, mayores serán las ganancias obtenidas. No obstante, si comparten una diferencia y es que para llevar a cabo el staking no es necesaria una receta o alguna forma en especial. El yield farming, por su parte, se debe adaptar a las plataformas en las que se esté llevando a cabo. Por norma general, los Yield farmers emplean su capital o solicitan préstamos para conseguir aumentar sus ganancias. Se trata de una estrategia que puede ofrecer grandes posibilidades, pero también grandes riesgos.

En el mundo de las Finanzas Descentralizadas, una de las prácticas más comunes es el solicitar préstamos de forma inmediata, ya sea para hacer inversiones o para intercambiar otros activos de forma rápida. Con estas prácticas los falmers tienen la posibilidad de conseguir altos niveles de liquidez en muy poco tiempo. A través de los préstamos, inversiones y cambios de activos, se pueden conseguir resultados como grandes ganancias derivadas de los diferenciales de interés, comisiones e incentivos. Muchas plataformas ofrecen estos últimos a modo de compensación.

Ventajas y desventajas del Yield Farming

Como todo, esta práctica también cuenta con sus propias ventajas y desventajas. A continuación veremos las más destacadas:

Ventajas:

  • Esta estrategia se lleva actualmente en distintos espacios y targets. Existen numerosos protocolos DeFi orientados específicamente al Yield Farming y muchos de ellos cuentan con varios años de funcionamiento y confianza.
  • Representa una forma de obtener beneficios notables para los falmers a través de sus cosechas. Estos beneficios suelen recolectarse cada aproximadamente 6 meses o un año. Lo más común es que una vez los falmers recogen sus cosechas, la vuelvan a reinvertir.

Desventajas:

  • El nivel para realizar esta estrategia es bastante complejo y es necesario tener unos conocimientos financieros previos.
  • Una de las principales desventajas es la seguridad de los contratos inteligentes, puesto que si la plataforma no ha sido auditada correctamente, los usuarios corren el riesgo de sufrir un robo de sus fondos o de vivir una pérdida parcial de estos.
  • Una desventaja (para algunos) es que la práctica de esta estrategia favorece a las ballenas y no a personas con poco capital. Los usuarios con poco capital no verá ganancias y además perderá su dinero en el pago de las comisiones.