¿Qué son Medias Móviles?

medias moviles
Trading

¿Qué son Medias Móviles?

Entre las diversas escalas e indicadores empleados en el trading, las “medias móviles” se suelen emplear ampliamente como una herramienta para mostrar algunas tendencias fundamentales en el movimiento de precios de un activo. Esto lleva a que numerosos traders a estudiar estos indicadores con el objetivo de desarrollar una estrategia de compra o de venta que aproveche al máximo los movimientos del mercado. 

¿Cómo funcionan las medias móviles?

Desde el punto de vista teórico, una media móvil puede definirse como un indicador técnico que sigue una tendencia y se basa en datos anteriores para proporcionar un valor medio. Para entenderlo mejor pongamos un ejemplo: en una media móvil de 10 días, el valor diario de la curva es el precio medio del activo durante los últimos 10 días.

Por lo tanto, cada día se genera un nuevo valor diario de la media móvil mientras se calcula la media correspondiente. Dado que utiliza un promedio simple de los valores durante un período de tiempo específico. Este también se conoce como media móvil simple o SMA. 

Cuando calculamos a diario el promedio en un lapso determinado, una de las consecuencias es que los movimientos bruscos de precio se atenúan, porque se está tomando un valor promedio en cada cálculo. 

Debido a las características de las medias móviles, podemos asumir que aquellas de períodos cortos, menores a 20 días, tienden a eliminar el ruido o cambios bruscos del precio. Gracias a este funcionamiento, los traders que empleen dicho sistema tendrán la posibilidad de ver qué precio se consolidará en el mercado y a raíz de este podrá crear estrategias más efectivas con base en los indicadores.

En este artículo también aprenderemos cómo los traders emplean este recurso para evaluar y seguir el curso que va tomando el mercado.

¿Qué es la Media móvil exponencial?

Una de las herramientas más empleadas por los traders de criptomonedas es la media móvil exponencial o EMA según sus siglas. Esta media, a grandes rasgos, se trata de un tipo de media móvil ponderada. En esta media, los coeficientes asignados irán disminuyendo según la curva exponencial. Por ello, la EMA se caracteriza por reflejar más rápidamente los cambios en el precio de un activo que la media móvil simple.

La EMA es una de las herramientas más rápidas para captar posibles indicadores de cambio en una tendencia. La EMA suele tener en cuenta los ligeros incrementos en el gráfico cada día. Lo que más debería llamarnos la atención es que estos incrementos de precios, al ser relativamente pequeños, no son capaces de cambiar la trayectoria de la media móvil simple. Sin embargo, en el caso de la EMA puede representar una señal de que, a pesar de que en esa situación hay una tendencia bajista general, existen indicadores que pueden sugerir un cambio de tendencia. Debido a estas señales, un trader puede identificar si es momento de entrar en el mercado o si, por el contrario, debe salirse.

Media móvil simple vs. media ponderada

Como hemos mencionado anteriormente, podemos calcular la media móvil simple empleando el promedio simple de los valores de un lapso específico de varios días. No obstante, esta no es la única media que existe. También contamos con otras llamadas ponderadas. Este tipo de medias dan más peso a los valores recientes del mercado o de los últimos días de la métrica. Para ello seleccionaremos una serie de coeficientes que son mayores para los valores recientes en contraste con los valores antiguos.

Si evaluásemos un gráfico de 10 días, veríamos como la media ponderada de 10 días o 10D WMA seguirá a la curva principal más de cerca en comparación con la media móvil simple o 10D MA. De esta manera, la media móvil ponderada suele ser la preferida por los traders ante la media móvil simple. 

Otra diferencia es que la utilidad de la media móvil ponderada se ve reflejada en el hecho de que minimiza el efecto de los valores inusualmente bajos o altos que pueden tener lugar alguna que otra vez en la curva de precio. Los traders tienen la capacidad de seguir estos indicadores con el objetivo de detectar cualquier movimiento en el mercado que pueda ser el causante de revertir o consolidar una subida o bajada del precio.

Media móvil como indicador de soporte del precio de bitcoin

Cuando las medias móviles están basadas en un período extendido, como por ejemplo, un período de más de 1.000 días, suelen emplearse como indicadoras de soporte para el precio de un activo. En este caso podemos encontrar específicamente la media exponencial de 200 semanas o 1.400 días, también conocida como 200 W EMA. Esta media extrae datos desde aproximadamente 4 años atrás y sirve a los traders como una guía de la evolución de precio de bitcoin.

En los casos en los que se extiende el período de días asociado a una media móvil, esta deja de permanecer cerca del precio. No solo se aleja, sino que también comienza a desplazarse hacia abajo en relación con la curva principal. Esta consecuencia es bastante lógica puesto que cuando elegimos un período de tiempo suficientemente largo, los precios del pasado se vuelven cada vez más bajos y la media resultante es menor.

¿Cómo identificar tendencias con una media móvil?

Como ya sabemos, las medias móviles se emplean mayormente en el análisis técnico para la identificación de la tendencia a largo plazo. Está claro que muchas veces los gráficos de precios pueden resultar confusos para los traders y las grandes correcciones del mercado pueden causar la pérdida de las tendencias y la visión del mercado en general. Por esta razón, las medias móviles en el trading se emplean para mantener el enfoque.

Con las medias móviles podemos identificar si el mercado está en tendencia y cuál es su dirección. De este modo podemos identificar tres situaciones. Cuando el mercado está en tendencia, que es cuando el precio se va alejando de la media móvil a largo plazo. En este caso podemos identificar la tendencia alcista y la tendencia bajista. En la tendencia alcista la media móvil presenta una dirección alcista, mientras que en la tendencia bajista la media móvil presenta una dirección bajista.

También podemos identificar la situación donde la tendencia va perdiendo fuerza y el precio se dirige a la media móvil a largo plazo. La última situación es cuando no hay tendencia presente por lo que el precio está oscilando alrededor de la MA a largo plazo.