¿Qué es el dinero FIAT?

El dinero Fiat o dinero fiduciario es el único que existe en el mundo desde que en 1971 Estados Unidos rompió el patrón oro. Este se caracteriza por el respaldo legal del estado. Conocemos como dinero FIAT a los euros, dólares, libras y al resto de monedas tradicionales nacionales.

Fiat es el dinero legal emitido por el gobierno. Esto significa que es la única moneda que se puede usar para comprar, vender o intercambiar bienes de forma oficial, haciendo así que otro tipo de monedas como el dinero digital no sean válidos. Sin embargo en algunos estados y países, las criptomonedas también se declaran como “moneda de curso legal”. Este también podemos identificarlo como papel moneda o dinero convertible.

No obstante hay países como Bolivia o Ecuador en los cuales han prohibido el uso de las criptomonedas. Para que así la única entidad que pueda controlar el valor del decreto sean los gobiernos lo que les permite adquirir un gran poder.

Historia del dinero FIAT

Desde que se inventó el dinero como método de pago ha adquirido muchas formas y valores. Pero si algo está claro es que a lo largo de su historia tenía un valor intrínseco. Es decir, su valor lo aportaba el material del que estaba hecho, no un banco o un Estado. Claramente, no era lo mismo pagar con oro que con plata como hoy no es lo mismo pagar con un billete de 50 € que pagar con uno de 200 €.

El problema llegó con la expansión de la humanidad. Ya no había suficiente oro o plata para realizar todos los pagos así que llegó el dinero fiduciario. Es imposible saber la cantidad exacta de dinero fiduciario en circulación, ya que son cantidades incontables.

La opción opuesta al dinero Fiat es el dinero mercancía. Este ha sido usado por los humanos hasta el siglo XX cuando se eliminó por completo de los pagos y transacciones.

El cambio de dinero mercancía a fiduciario no fue repentino, ya que el FIAT ya existía, pero era muy poco usado. Esto debido a que al no contener un valor propio teníamos que confiar en el valor que los bancos le atribuían. Además, los bancos sacaban un beneficio por cada persona que usase el dinero Fiat.

En el año 1931 se eliminó el Patrón Oro creado por David Hume. Este patrón sostenía que las deudas contraídas con dinero fiduciario se podrían saldar con Oro. El Patrón Oro estuvo rigiendo en la economía de Europa desde el siglo XIX hasta XX.

Para el año 1971 Nixon hace oficial el fin de acuerdos con Bretton Woods con el objetivo de eliminar oficialmente este sistema de oro-dólar. Desde ese entonces E.E.U.U. eliminó la promesa de cambiar a sus ciudadanos dólares por oro. Estas medidas trajeron al mundo un nuevo sistema financiero y bancario. Este sistema se basaba en un carácter totalmente fiduciario.

Comenzó un sistema donde los billetes tienen un valor que dicta su número de serie, pero nada los respalda. Su valor se mantiene según la economía del país donde se emiten. Estos billetes, como ya sabemos, están controlados por organismos y entidades autorizadas como los bancos. En el caso del euro, está controlado por el banco central europeo.

¿Qué significa Fiduciario?

El adjetivo “fiduciario” se le atribuye a algo que no tiene un valor propio, es decir, su valor no es intrínseco. El dinero vale lo que se le atribuya a cada billete o moneda. Al juntar moneda y fiduciario entendemos que es una moneda que representa un valor que por sí misma no alcanza.

El dinero no siembre ha tenido un valor implantado. A lo largo de la historia el dinero ha representado su propio valor intrínseco. Cada moneda valía lo mismo que el material del que estaba hecha. Un ejemplo eran los doblones de oro que valían más que los de plata. El material seguía siendo valioso y no un simple papel como lo conocemos hoy en día.

Este tipo de dinero con valor propio se conoce como dinero mercancía. Su valor se mide por el material que lo compone. Sin embargo, la humanidad se ha expandido tanto que llegó un punto en el que era imposible contar el dinero por su valor y llegó a la economía el dinero fiduciario.

El dinero FIAT solo puede ser creado por el gobierno y por los bancos en forma de préstamos, lo cual explica el interés de por qué querer mantenerlo como única forma de pago oficial.

Frente al dinero FIAT está el dinero digital. Este el estado no puede controlarlo por lo tanto no les agrada tanto.

Algunos ejemplos de dinero FIAT son: dólares, euros, libras, etc.

El dinero FIAT, a lo largo de muchos años ha aportado mucho a la economía mundial, sin embargo cada día nos acercamos más a la era del dinero digital.