¿Qué es la criptografía?

La criptografía es una de las técnicas más antiguas, utilizada para impedir que terceros no autorizados puedan acceder a una información. Es decir que la información solo pueda ser leída por el emisor y el receptor. La técnica de la criptografía se remonta a los tiempos de la invención de la escritura.

El caso más conocido, es el famoso caso de la máquina Enigma usada por los nazis en la segunda guerra mundial, para cifrar sus mensajes.

Hoy en día la criptografía se basa en complejos algoritmos matemáticos que se encargan de cifrar los mensajes. De esta forma se garantiza la confidencialidad entre emisor y receptor, además de la información del mensaje.

Actualmente es uno de los pilares fundamentales en los que se basa la blockchain, ya que permite el funcionamiento de la red además de que garantiza seguridad y privacidad a sus usuarios.

Para asegurar que ningún usuario externo pueda acceder a la información de las transacciones se utiliza la criptografía de la clave pública o criptografía asimétrica y la criptografía de la clave privada o simétrica. En resumen, la clave pública genera algo llamado “Hash” que facilita la distribución de información. Por otra parte la clave privada cifra y descifra la información entre el emisor y el receptor evitando que ningún usuario externo pueda entenderla.

En rasgos generales, la clave pública que es la dirección que podemos compartir para recibir dinero, genera un hash para hacer más sencilla la distribución de la información, mientras que la clave privada sería lo similar a un PIN el cual utilizamos para acceder a diferentes páginas webs. El PIN cifra y descifra la información entre el emisor y el receptor, aportando así una gran seguridad en la red.

Tipos de Criptografía

A continuación explicaremos los tipos de criptografías que existen y en qué se basa su funcionamiento.

Criptografía Simétrica

La primera que veremos es la Simétrica. Esta clase de criptografía se ha implementado a lo largo de toda la historia en diferentes formatos. Es conocida por otros nombres como criptografía de una clave o criptografía de clave privada. Para que esta criptografía funcione se emplea una única clave que se ocupa de cifrar y descifrar el mensaje entre el emisor y el receptor y que solo ellos dos deben conocer. A la hora de iniciar la transmisión, el emisor tiene que hacer llegar la clave privada al receptor y es en este punto donde existe mayor riesgo de que un tercero intercepte la clave.

Es importante en este tipo de criptografía que la clave utilizada para el cifrado sea compleja y difícil de adivinar, ya que actualmente existen ordenadores capacitados para adivinar claves de forma fácil y rápida. Por esto debemos elegir contraseñas muy largas, con muchas combinaciones de letras y números entre mayúsculas y minúsculas. Debemos tener en cuenta que los algoritmos criptográficos son públicos y que la seguridad de nuestros activos depende de nosotros.

Criptografía Asimétrica

Otro tipo de criptografía que existe es la Asimétrica, comúnmente conocida como criptografía de clave pública. Este tipo de criptografía se vale de dos tipos de clave para llevar a cabo su funcionamiento. Hablamos de la clave pública y la clave privada. En este mecanismo es necesario conocer una clave anticipadamente.

Lo que conocemos como clave pública puede ser enviado a cualquier persona o usuario de la red. Por el contrario, la clave privada no puede hacerse pública ni darse a conocer. Funciona del siguiente modo. Si un emisor quiere enviar un mensaje a un receptor, el emisor utiliza la clave pública para enviar el mensaje y cifrarlo. El receptor, con su clave privada se encarga de descifrarlo.

Este tipo de criptografía ofrece un nivel de seguridad mayor de lo que comúnmente acostumbramos a ver. El emisor que ha cifrado el mensaje no podría leerlo sin su propia clave privada, a este nivel llega la seguridad que aporta. Esta es la criptografía que vemos en las criptomonedas y que a su vez, forma un pilar fundamental en la blockchain que permite el intercambio seguro de información sin necesidad de confiar en ningún usuario.

Criptografía Híbrida

La última que veremos será la Híbrida. Este método es una mezcla entre simétrica y asimétrica. Esto se debe a que emplea el cifrado de clave pública para compartir una clave para un cifrado simétrico.

Ahora que hemos visto todos los tipos de criptografía podemos entender las diferencias entre ellas y elegir la que mejor nos convenga teniendo en cuenta que la mayor seguridad es aportada por la asimétrica. No obstante, la criptografía simétrica actúa con mayor rapidez.

¿Por qué es importante?

La importancia de esta aplicación parte de la base de que es un método para mantener la seguridad informática. Esta tecnología puede proteger cualquier información digital. En el mundo de las criptomonedas la criptografía cifra los mensajes, los protege y evita que un tercero pueda interceptarlos.

La aplicación de cara a las criptomonedas la criptografía cumple con diversas funciones como la autenticación de la identidad del comunicador. En otras palabras hace posible que solo el destinatario del mensaje conozca la identidad del emisor y su procedencia.

Otra de las características que asegura la criptografía es la confidencialidad. Gracias a la criptografía los mensajes están disponibles solo para las personas autorizadas. Además garantiza la integridad de la información que se envía. Se encarga de que el mensaje sea exactamente igual al enviado. No se puede modificar o manipular así que estará intacto.

La criptografía permite un control de acceso para que quien no tenga la autorización necesaria no pueda acceder a los fondos de una transacción ni a los datos de la misma. Como ya hemos visto, todo el funcionamiento de las criptomonedas es posible gracias a esta tecnología, esta es su principal importancia.