¿Qué es un token ERC-20?

En el mundo de las criptomonedas, uno de los conceptos más importantes son los Token ERC-20. En caso de que no sepas qué es exactamente este concepto, no te preocupes, en este artículo te contaremos todo sobre su funcionamiento.

De forma resumida, un token ERC-20 se trata de un contrato inteligente basado en una infraestructura ya establecida con el objetivo de facilitar la implementación de diversas funciones en la blockchain de Ethereum. 

Los tokens ERC-20 ayudan a los desarrolladores a crear nuevos proyectos de una forma más sencilla. Entre las opciones que facilita este smart contract se encuentra la de crear monedas sobre la cadena de bloques de Ethereum.

Origen de los Tokens ERC-20

La creación de los Tokens ERC-20 parte de la idea de Fabian Vogelsteller, uno de los creadores de GitHub y Vitalik Buterin. Esta idea obtuvo la aprobación el 19 de noviembre del año 2015. Dicha idea formó parte del programa de Propuesta de Mejora de Ethereum (EIP).

El nombre de ERC proviene de Ethereum Requests for Comments o en castellano, Solicitud de Comentarios para Ethereum. Por su parte el número 20 tras ERC proviene del número de EIP donde se propone la idea.

Actualmente los tokens ERC-20 representan a uno de los tipos de tokens más utilizados en el ecosistema crypto, de hecho, la cantidad de tokens ERC-20 que existe es extremadamente extensa.

¿Cómo funcionan los token ERC-20?

La plataforma de Ethereum permite a sus usuarios desarrollar aplicaciones descentralizadas mediante contratos inteligentes. Dichas aplicaciones pueden estar sustentadas por tokens ERC-20 creando así su propio sistema económico. Mediante la red de Ethereum los desarrolladores pueden crear proyectos de forma fácil, pero además la red también les facilita la distribución, intercambio y emisión de tokens.

En pocas palabras, un token es un tipo de divisa digital. Ahora bien, el estándar ERC-20 describe un conjunto de funciones determinadas que un token de un contrato de Ethereum está destinado a implementar. Este estándar facilita la creación de los tokens, ya que provee al usuario o desarrollador toda la estructura para su desarrollo y distribución en la red.

Desde el punto de vista técnico, el estándar ERC-20 es una selección de códigos implantados en los smart contracts de la red de Ethereum que dictan protocolos a seguir en la creación de un nuevo token y para su distribución. A través de este estándar se logra que cualquier usuario pueda desarrollar su propia criptomoneda usando conocimientos básicos de programación.

El tiempo de creación del proyecto va ligado a su desarrollo, sin embargo, muchos usuarios afirman que se puede crear un proyecto en algunas horas. No obstante, los proyectos más consistentes llevan meses de desarrollo. Lo importante es que, gracias al estándar ERC-20 tenemos las herramientas para crear un nuevo token en tan solo unos minutos.

Los tokens ERC-20 funcionan en un marco programático que se ha establecido por el equipo de Ethereum. Dicho marco permite diversas aplicaciones sin perjudicar o interrumpir el funcionamiento de la cadena de bloques de Ethereum. Entre sus funciones se encuentra garantizar la trazabilidad, seguridad y transparencia que ofrece la red de Ethereum.

Debido a su gran flexibilidad los tokens ERC-20 lograron convertirse en un estándar siendo su objetivo principal el estandarizar la interfaz de desarrollo y emisión de tokens. Sin embargo, así como cumple con una gran flexibilidad, cuenta con ciertos parámetros a cumplir para la creación de tokens. Un ejemplo de ello es la obligación de contar con Ethers si queremos alterar o trasladar un token ERC-20, garantizando así la utilidad del token.

Los tokens ERC-20 se centran en diseñar un estándar que pueda crear una compatibilidad e interoperabilidad entre tokens así como mejorar el ecosistema de la red de Ethereum. Además, los tokens ERC-20 no llegaron solos a la cima, vinieron acompañados de herramientas claves para lograr este propósito como el lenguaje de programación de Solidity o la EVM (Máquina Virtual de Ethereum).

Para que un desarrollador pueda cumplir totalmente con los estándares ERC-20, este debe introducir en su smart contract un conjunto de funciones específicas que le permitirán alcanzar diversas acciones. Entre ellas encontramos el obtener un suministro total de tokens, obtener el saldo de las cuentas, transferir o enviar el token y aprobar su uso económico. El estándar ERC-20 es el intermediario que permite la interacción perfecta entre smart contracts y aplicaciones descentralizadas, todo ello en la red de Ethereum.

También existen tokens que se consideran “parcialmente compatibles” con el estándar ERC-20. Dichos tokens cuentan con algunas del total de funciones que incluye el estándar y podrán interactuar con la red en dependencia de qué funciones falten en su programación. En otras palabras, un token ERC-20 no es del todo diferente a un token normal, solo que se ajusta al estándar ofrecido por Ethereum.

token erc20

¿Qué caracteriza a los token ERC-20?

Como ya sabemos, los tokens ERC-20 se diferencian del resto debido a sus amplias capacidades de adaptación, sin embargo, lograrlo no es tarea fácil ya que para ello deben cumplir con una determinada estructura básica que permitirá al usuario aprovechar su potencial al máximo. A continuación veremos ciertas características que los distinguen.

  • Nombre o identificador además de un símbolo asociado. Estos dos valores son necesarios ya que es la forma de diferenciar a los tokens entre ellos.
  • Son capaces de manejar aspectos económicos básicos de su emisión. Con esto nos referimos a datos como el sistema de emisión total o precisión decimal.
  • Presenta una interfaz mediante la cual se puede controlar y revisar los balances de direcciones de los propietarios del token. A través de esta interfaz podemos saber el balance total de fondos que pertenecen a una determinada dirección.
  • Manejo del sistema de transferencias. El token debe ser capaz de controlar el sistema de transferencias de forma nativa. Esto se debe a que el token tiene la capacidad de emitir transferencias de fondos.
  • Retiros de fondos de una dirección. El token puede gestionar de forma autónoma los retiros parciales desde una determinada dirección.