¿Qué es un token?

Un token, es un activo similar a una moneda sin embargo, los tokens carecen de valor propio, debido a que son emitidos por una entidad privada para un determinado uso. Pueden ser utilizados para pagar solo dentro del ecosistema de la entidad que los ha emitido. Además pueden dar acceso a las funciones del proyecto o representar una participación de la entidad.

Hoy en día podemos ver el uso de los tokens sin ir más lejos en los casinos. Las fichas de los casinos funcionan como un token, el cual tiene un determinado valor dentro de un determinado ecosistema en el que todos están de acuerdo con su uso e intercambio.

Los tokens basados en la tecnología blockchain, heredan algunas de las características de las criptomonedas. Entre estas están la trazabilidad, la seguridad y la imposibilidad de falsificación. Sin embargo este tipo de tokens se basan en la blockchain de un tercero como puede ser Ethereum.

En la actualidad, empresas e individuos privados pueden generar tokens, de forma segura, de hecho la generación de tokens criptográficos o tokens blockchain está en plena expansión, todo gracias a la seguridad y flexibilidad con la que cuentan.

Los tokens pueden cotizar en los exchanges o casas de cambio. Por ello su precio puede subir o bajar en función de la oferta y la demanda. La cual está influenciada por la blockchain en la cual se base dicho token.

Sin embargo la facilidad para crear tokens ha provocado la aparición de muchos tokens con el único objetivo de estafar.

Historia de los tokens

Los tokens no son algo nuevo que han surgido con la blockchain y las criptomonedas, los tokens han sido utilizados desde los inicios de las primeras transacciones comerciales sin embargo no fue hasta la época del imperio Romano cuando los tokens fueron utilizados como fichas en los centros de juego romanos.

Años, décadas y siglos más tarde urgía la necesidad de crear una moneda para realizar intercambios, dando lugar a la creación de un token que era utilizado como moneda de cambio por comida o provisiones.

Los tokens tuvieron gran importancia como moneda de cambio hasta incluso los siglos XIX y XX donde su uso fue disminuyendo a favor del dinero fiduciario creando un sistema económico más ordenado.

Ello abrió la posibilidad de crear tokens que fueran altamente seguros y confiables, permitiéndole a las empresas e individuos privados la generación de los mismos para distintos usos. En la actualidad, la generación de tokens criptográficos o tokens blockchain está en plena expansión, todo gracias a la seguridad y flexibilidad que brindan los mismos.

Sin emabrgo estos últimos años los tokens han evolucionado, dando lugar a los nuevos tokens criptográficos.

Los nuevos tokens criptográficos tuvieron algunos cambios respecto a sus antecesores, gracias a la implementación de la tecnología blockchain esto permitió a los tokens heredar algunas características de las criptomonedas como su seguridad y trazabilidad.

¿Cómo funciona?

Los tokens criptográficos son tokens que basan su funcionamiento en la blockchain de un tercero, es decir, no cuentan con su propia blockchain. Los primeros se desarrollaron en la blockchain de Bitcoin con el nombre de Colored Coins.

Actualmente crear uno es relativamente fácil, ya que existen diversas plataformas dedicadas al desarrollo de tokens. Entre las más conocidas podemos encontrar a TRON u Omni, pero sin duda la plataforma más conocida es Ethereum. En ella podemos desarrollar contratos inteligentes que nos permitan crear un token de forma rápida. Esta plataforma cuenta con más de 180 mil tokens distintos.

Hasta ahora ya sabemos que para el funcionamiento de un token necesitamos una blockchain donde desarrollarlo y una criptomoneda. Otro de los recursos es un contrato que ejerza de programación con todas las características que incluirá el token.

Los tokens presentan características distintas en dependencia de sobre qué blockchain se ejecuten. Esto se debe a que a la hora de crearlos en dependencia de la blockchain se crean con un lenguaje o con otro. Por ejemplo, un token creado en la blockchain de Bitcoin se crea con un contrato o programación usando el lenguaje Script. Por otra parte, si creamos el token en la red de Ethereum este se creará a partir del lenguaje Solidity.

Tipos de tokens

Podemos encontrar diferentes tipos de tokens según su funcionalidad y el objetivo por el que han sido creados.

  1. SECURITY TOKEN: Este tipo de token es considerado como un activo financiero, ya que son similares a las acciones tradicionales por qué su valor procede de un activo externo como puede ser una empresa.
  2. UTILITY TOKEN: Estos tokens representan el acceso de un futuro uso en la plataforma, ya que se pagaría el consumo del servicio de la plataforma con ese token. Estos están diseñados para no ser una inversión financiera, pero obtienen su valor del mismo valor de la plataforma. Ethereum, Ripple o Filecoin son algunos ejemplos.
  3. EQUITY TOKEN: Estos tokens funcionan de manera muy similar a los security token, ya que representan la propiedad de algún activo o empresa.

Token vs Criptomoneda

Un error muy común cuando estás empezando en el mundo de las criptomonedas, es el de confundir un token con una criptomoneda, y aunque parezca que son iguales, realmente no lo son y es que en realidad son cosas muy distintas.

  • Las criptomonedas cuentan con su propia blockchain y no dependen de otra para su funcionamiento sin embargo los tokens necesitan estar dentro de la blockchain de una criptomoneda externa para poder funcionar.
  • Si la red en la que un token está basado deja de funcionar, el token también dejaría de funcionar, en cambio en las criptomonedas al disponer de una red propia no depende de otro por lo tanto no están expuestas a este tipo de problemas.
  • Un token puede servir para representar cualquier cosa, desde una casa hasta una acción de una empresa, sin embargo las criptomonedas son creadas con el objetivo de ser un medio de cambio.