¿Qué es una red centralizada?

En el mundo de las criptomonedas existen diferentes tipos de redes de ordenadores. Entre ellas destaca la red centralizada que, debido a sus cualidades se diferencia de la red descentralizada. Este tipo de red utiliza para unas tareas u otras según las necesidades del proyecto donde se implemente. Por eso hoy te contamos qué es una red centralizada.

Una red centralizada se caracteriza por tener un conjunto de ordenadores periféricos conectados individualmente a una unidad central. La unidad central se encarga de todo el control de la red y la gestión de la misma. En pocas palabras, toda la red y sus responsabilidades recaen sobre un solo ordenador o entidad. Esta misma máquina se encarga de la toma de decisiones en toda la red.

¿Cómo funciona una red centralizada?

Las redes centralizadas consisten en enviar la información y las órdenes a un único punto central. El resto de ordenadores pueden llamarse nodos y se caracterizan por ser periféricos. Para comunicarse entre sí, los nodos tienen que pasar la información a través del nodo principal y de sus canales. En caso de que caiga el nodo central, el resto de los nodos perderían su comunicación.

Este tipo de red separa a los emisores de los receptores y sigue el “principio del conocimiento”. Este principio significa que el receptor conoce el mensaje del emisor. Para entenderlo mejor veremos algunos ejemplos de redes centralizadas.

Un ejemplo de red centralizada son los datos de una empresa. Si hay algún fallo o ataque afecta directamente a toda la empresa. Por otra parte podemos encontrar las redes sociales como Facebook e Instagram.

Si el dueño de Facebook decide bloquearnos nuestra cuenta nada podría impedírselo. Esto pasa porque toda la plataforma se rige por las órdenes enviadas desde el nodo central.

Ventajas y desventajas de una red centralizada

Las redes centralizadas se utilizan en miles de proyectos debido a las ventajas que pueden ofrecer. A continuación veremos algunas de ellas.

  • Simplicidad y escalabilidad. Estas son las principales características que llevan al uso de una red centralizada.
  • Eficiencia. Una red central es capaz de manejar y procesar una gran cantidad de información en un breve período de tiempo. Esta cualidad las hace perfectas para trabajos de alta demanda.
  • Ahorro de tiempo. Cualquier cambio que se necesite aplicar en la red puede realizarse desde el nodo central. También se ahorra tiempo en distribución de las órdenes.

Desventajas

Como todo, la red centralizada tiene sus defectos. A continuación veremos sus principales desventajas:

  • Seguridad. Si durante un ciberataque se logra derribar el nodo central, esto afectaría a toda la red causando graves daños en la misma y un colapso general. Esto se debe a que el funcionamiento de la red depende de la unidad central y su caída impide la comunicación con el resto de ordenadores.
  • Disponibilidad. Si se producen muchas solicitudes a la vez puede que el nodo central llegue a colapsarse y no logre responder.
  • Accesibilidad. En caso de que la unidad de almacenamiento central de problemas no se podrá acceder a esta información a menos que estos problemas desaparezcan. Para reducir daños se suelen hacer copias de seguridad y servidores paralelos que puedan responder ante un ataque.