Blockchain y la IA

En la actualidad uno de los principales objetivos de la sociedad es el de investigar, descubrir e innovar para que nuestras vidas sean todavía más sencillas. La Inteligencia Artificial y la Blockchain son dos de esos conceptos los cuales nos pueden hacer la vida mucho más fácil. Por eso hoy te contamos todo sobre la Blockchain y la IA.

La blockchain y la inteligencia artificial son dos tecnologías complementarias y sinérgicas. Atendiendo a sus funciones, la cadena de bloques se encarga de verificar, ejecutar y registrar mientras que la IA valora, reconoce, comprende y decide. Mientras que la IA aporta la inteligencia y la toma de decisiones la blockchain descentraliza y aporta seguridad e integridad.

Inteligencia Artificial

Actualmente la Inteligencia Artificial es capaz de comprender patrones y resolver problemas utilizando grandes conjuntos de datos sin necesidad de instrucciones humanas para cumplir objetivos específicos. Estos objetivos parten del reto de lograr que las máquinas puedan realizar conjeturas a un nivel sobrehumano.

En la IA las máquinas realizan un proceso de aprendizaje mientras procesan datos con información que van recogiendo a la vez. Según los científicos, las máquinas basan su funcionamiento en el “método probabilístico“. Este método se basa en tomar decisiones según la realidad que perciben como más probable.

Este modelo de realidad de las máquinas se encuentra en constante cambio y evolución. Los cambios se deben a que dichas máquinas no dejan de procesar cada vez más datos ajustando el modelo a la nueva información. La recopilación de datos se realiza a través de lo que las máquinas “ven, oyen e interpretan“.

Los humanos convivimos con ejemplos de inteligencia artificial a diario. De hecho, nos hemos vuelto adictos a ellos y se han convertido en herramientas esenciales en nuestras labores diarias. Ejemplo de esto es Alexa, Siri, Ok Google o el Xperia Agent de Sony. Todos estos modelos tienen algo en común. Están constantemente recopilando datos y escuchando. Cuando les preguntamos algo siempre tienen una respuesta. Tal vez esa respuesta no sea la adecuada, pero en ese caso rectificarán y se ajustarán a la nueva realidad con la respuesta correcta.

Aún no se ha conseguido optimizar sus funciones por completo, lo cual no parece resultar un inconveniente para su adopción, ya que diversas industrias, desde farmacéuticas hasta agrícolas han incorporado la Inteligencia Artificial en sus actividades diarias.

Blockchain

En cuanto a la Blockchain, resulta una tecnología más nueva la cual se está dando a conocer principalmente por su uso en las criptomonedas. Sin embargo esta no es la única utilidad que puede recibir esta innovadora tecnología.

La cadena de bloques, a diferencia de la IA se basa en conseguir un mayor nivel de certeza y control. Sus principales funciones son la validación y la permanencia. La blockchain en lugar de recopilar datos se encuentra constantemente realizando cálculos matemáticos resolviendo bloque a bloque un gran rompecabezas. Se basa en la mantención de una enorme cadena de transacciones encriptadas que nadie puede alterar.

La tecnología blockchain empieza a trabajar en el momento de ejecutar las órdenes. En este momento, la blockchain con la colaboración de los contratos inteligentes se basan en la determinación y no en la probabilidad. En la blockchain solo importan los hechos. Se validan las transacciones de forma automática y no se piensa en posibilidades, simplemente se sigue un patrón.

La blockchain, al igual que la Inteligencia Artificial utiliza un algoritmo. La cadena de bloques es el medio para registrar y validar la veracidad de cada transacción. Estos datos validados se convierten en una prueba inmutable de los hechos. Una herramienta vital para llevar un buen plan a cabo de la mano de la IA.

Principalmente mediante la tecnología blockchain es posible realizar transacciones e intercambios de información de manera fiable, permanente y segura. Por este motivo su impacto en la economía podría ser global además según algunos expertos, en un futuro no muy lejano la tecnología blockchain podría aportar miles de millones de euros a la economía mundial.

Blockchain y la IA

Si ya de por sí ambas tecnologías podrían funcionar perfectamente por separado, la unión de ambas podría ser una gran revolución tecnológica, ya que esta unión podría permitir la creación de nuevos modelos de negocio además de la investigación en muchas otras tecnologías como el Big Data. Además sería posible garantizar la integridad de los datos y fortalecer la seguridad de las transacciones.

Cuando ambas tecnologías se juntan forman un gran equipo. Un equipo que está configurado por la parte creativa que es la IA y por la parte mediadora que es la blockchain. La IA actúa con un pensamiento abstracto y se encarga de evaluar las complejidades del entorno de negocio o de actividad. Por su parte la blockchain se encarga de buscar la verdad, garantizar su ejecución y llegar a un acuerdo entre las partes para documentar un acuerdo inmutable entre ambas.

La tecnología blockchain podría resultar muy beneficiada de la unión con la Inteligencia Artificial, ya que como todos sabemos, uno de los principales argumentos en contra de la blockchain es la gran cantidad de energía necesitada, especialmente en el algoritmo de PoW. Con la implementación de la IA sería posible reducir el consumo de estas. Además mediante la Inteligencia Artificial es posible optimizar el espacio requerido por la blockchain a los nodos.

Hoy por hoy queda mucho camino por recorrer, no obstante, la unión entre Inteligencia Artificial y Blockchain ya está en marcha. A medida que ambas tecnologías vayan mejorando, se irán descubriendo más innovación a través del aprovechamiento de la tecnología blockchain y la IA simultáneamente. Sin embargo, es imposible evaluar los resultados potenciales, pero es bastante seguro que podrían revolucionar la economía.