¿Por qué aumenta o disminuye el precio de las criptomonedas?

En la actualidad se podría decir que las criptomonedas han llegado a un punto de algo de estabilidad en comparación con hace algunos años donde hubo un momento en que estas divisas pasaron de costar 2.000 € a 17.000 €, en un proceso relativamente rápido. Esto se conoce como volatilidad y actualmente aún está presente en algunas criptomonedas. Por eso hoy te explicaremos el por qué aumenta o disminuye el precio de las criptomonedas.

Es muy común entrar al mundo de las criptomonedas e impresionarnos con los vaivenes del mercado. Para entender mejor por qué suben y bajan los precios, primero debemos saber quién los establece. Algunas criptomonedas como Bitcoin cambian su precio constantemente y solemos preguntarnos el por qué.

El valor de las criptomonedas no lo determina una empresa, un banco o el gobierno como pasa con el dinero FIAT. Esto se debe a que la mayoría de criptomonedas cuenta con una naturaleza descentralizada. El precio del dinero digital depende de diversos factores que iremos explicando a continuación.

¿Cómo se determinan los precios de las criptomonedas?

En el precio que mantiene una criptomoneda está condicionado por varios factores en distintas situaciones. Por ejemplo, si hacemos un acuerdo con un particular de vender 1 BTC por 50.000 € y esa persona acepta, el Bitcoin valdrá 50.000 €. En este caso no intervienen más factores.

Por el contrario, si vendemos 1 BTC en una casa de cambio el precio de nuestra criptomoneda estará condicionado por el mercado del exchange. Los precios en los exchange varían dependiendo de un conjunto de operaciones distintas realizadas por los vendedores y compradores. Bajo estas acciones se muestra la ley de la oferta y la demanda lo cual provoca las subidas y bajadas de precio.

Cuando las criptomonedas varían notablemente su precio muchos usuarios aprovechan para hacer arbitraje de criptomonedas. Estas acciones igualan los precios de las criptomonedas en diferentes mercados. El arbitraje de criptomonedas se basa en comprar una criptomoneda donde el precio es más bajo y venderla donde su precio sea más alto.

¿Por qué suben y bajan los precios?

En el precio de las criptomonedas, como ya sabemos, intervienen diferentes factores. El hecho de que el precio en la mayoría de las criptomonedas actúe con el patrón de una montaña rusa está justificado. Una de estas razones es el valor intrínseco de una moneda. Este tipo de valor no tiene nada que ver con el entorno que rodea la criptomoneda. Simplemente es un valor que posee por naturaleza.

Otro concepto que interviene en el vaivén de los precios es “valor de mercado” (OMV). Este es un valor mucho más volátil y el culpable de la mayoría de picos en los precios. A diferencia del valor intrínseco, este no está fijado ni asegurado. El OMV depende de cuánto están los usuarios dispuestos a pagar por una criptomoneda en ese momento. El dinero común que usamos a diario también tiene estos dos valores solo que no presenta altas variaciones en su precio.

El precio de las criptomonedas varía básicamente debido a la compra y venta. Es decir, se basa en la oferta de la ley y la demanda principalmente. Por ejemplo, una compra de una gran cantidad de bitcoin tendrá como consecuencia el crecimiento de su valor. Sin embargo, la causa de algunas bajadas se corresponde con ataques sufridos por casas de cambio o bloqueos de criptodivisas (por lo general).

Cuanto menor sea la capitalización de mercado de una criptomoneda más se verá afectada con las grandes compras. Es decir, si hay una gran compra su valor podría dispararse, no obstante, no sirve de nada adquirir una gran cantidad de una criptomoneda para hacer que aumente su precio si nadie quiere adquirir esa criptomoneda.

¿Por qué las criptomonedas son más volátiles que el FIAT?

Aunque estas dos formas de pago comparten funciones en común, cuentan con características en su funcionamiento. Estas características son las que marcan la diferencia en su valor.

  1. Tamaño de mercado. Aunque el mercado de criptomonedas se ha expandido y lo hace día a día sigue siendo más pequeño en comparación con los mercados que controlan el oro y el dólar. ¿Esto qué significa? Si alguien o varios usuarios deciden vender una gran cantidad de criptomonedas, esta venta afectará al precio de la misma. Hablamos de mínimo un 15% o más del total en circulación. Esto no ocurre en el mercado de dinero Fiat.
  2. Desconocimiento. Muchos usuarios que empiezan en el mundo de las criptomonedas desconocen el funcionamiento del mercado. Suelen hacer grandes inversiones y, en caso de ver algún indicio de bajada deciden venderlo todo por miedo. Esto también se ve reflejado en las compras de criptomonedas. Estas compras y ventas en masa también influyen en el precio de mercado de una criptomoneda.
  3. Especulación. A pesar de todas las ventajas que ofrecen las criptomonedas, muchos usuarios simplemente las ven como método de inversión. Compran criptomonedas, esperan a que suba su precio y cuando esto ocurre deciden venderlas en el mercado. Esto lleva a que todos los especuladores vendan en masa y luego vuelvan a comprar. De este modo se crean los picos en los precios de las criptomonedas digitales.

Se espera que debido a la globalización se cree una moneda que no dependa de un banco, sin tantos límites como los tienen las entidades financieras tradicionales y que sirva de medio de pago general. Es por esto que la regulación de las criptomonedas es necesaria, ya que entregaría seguridad a los usuarios y permitiría que este tipo de divisas tengan una mayor aceptación en todo el mundo.

No obstante existen criptomonedas como bitcoin en la cual no existe una entidad que pueda emitirlos, y son los mineros los que de cierta forma regulan la oferta de esta criptomoneda.