¿Cómo de seguro y anónimo es Bitcoin?

Todos nos hemos preguntado alguna vez qué tan seguro y anónimo puede ser Bitcoin, la criptomoneda más grande del mundo crypto. Sobre todo aquellos que están empezando y no saben si deben confiar o no en esta criptomoneda. Pues en este artículo te contamos cómo de seguro y anónimo es Bitcoin.

Lo primero que debemos saber es que la extensa red de Bitcoin no está controlada por nadie, sino que esta se mantiene a través de cientos de nodos que permiten su correcto funcionamiento. Sabiendo esto, veamos algunos de los aspectos en su seguridad y privacidad.

SEGURIDAD

En general Bitcoin cuenta con una gran seguridad, de hecho es mucho más seguro que los bancos de hoy en día. Normalmente los errores en la red suelen ser por fallos de los usuarios.

Los archivos del wallet de Bitcoin que almacenan las claves privadas pueden ser accidentalmente borradas, perdidas o robadas. Esto es similar al dinero en efectivo, este dinero puede ser, perdido, roto o robado sin embargo la diferencia es que bitcoin no puede ser recuperado de ninguna forma si se pierden, se borran o son robadas las claves privadas.

En resumen, la red de Bitcoin es completamente segura, la mayoría de los problemas vienen por pérdida, robo o borrado de claves por parte del usuario.

Una de las particularidades que hace a Bitcoin tan seguro es su naturaleza descentralizada, ya que Bitcoin está en todas las partes del mundo por lo tanto atacar a un servidor sería inútil.

Sin embargo, es importante tener ciertas precauciones a la hora de proteger las claves, además de informarse antes de almacenar tus bitcoins en un wallet u otro.

Entre las principales características que sitúan a Bitcoin en una de las criptomonedas más seguras se encuentran:

  • La red de Bitcoin es pública. Puede que pensemos “si es público, es menos seguro”. Esto no es cierto, ya que con “público” nos referimos a que es totalmente transparente. Los datos de la blockchain están disponibles a cualquier hora para cualquier usuario que quiera consultarlos. De esta forma nadie puede engañar al sistema sin ser detectado.
  • Es una red descentralizada. La red de Bitcoin, como ya hemos mencionado antes, es totalmente descentralizada. Cuenta con más de 10 000 nodos que se encargan de verificar y rastrear las transacciones. Esto contribuye a la seguridad, ya que en caso de algún problema con algún nodo el resto no se verían afectados. En caso de que algún ciberdelincuente intente atacar a la red el resto de nodos lo impedirían de inmediato.
  • Es difícil lograr un ataque a la red. Esto se debe a que si alguien intentase hacerlo tendría que lograr el control sobre más del 50% de los nodos cosa que no es nada fácil. Además la red cada día crece y se suman nuevos nodos aumentando a diario la posibilidad de lograr un ataque.
  • Bitcoin está cifrado. De este modo gracias a la cadena de bloques se cifran todas las transacciones del sistema logrando que toda la información y datos se mantenga oculta a terceros.

ANONIMATO

Muchos usuarios piensan que Bitcoin es completamente anónimo. Sin embargo Bitcoin puede no ser del todo anónimo y no puede ofrecer el mismo nivel de privacidad que el dinero en efectivo, ya que si sigue una transacción podrías dar con la primera persona que estuvo relacionada con esta si no ha tomado las medidas necesarias para proteger su anonimato. Al fin y al cabo todo queda registrado en la blockchain de Bitcoin.

El diseño de Bitcoin hace difícil lograr un anonimato. Para que una criptomoneda se considere anónima ningún tercero debe conocer la identidad del emisor y receptor de una transacción. En cuanto a la transacción, se considera privada cuando no se conoce el monto total implicado en la transacción ni la fecha en la que se realizó.

Las transacciones de Bitcoin contienen una dirección de receptor, esta dirección es pública, ya que la red es transparente y accesible a cualquier usuario. Mediante una clave pública o dirección de wallet utilizada varias veces se podría rastrear a un usuario a través de sus transacciones. Esto nos lleva a que las direcciones de la red Bitcoin no son anónimas, sino que se trata de un pseudónimo.

Una dirección Bitcoin puede ser comparable con el nombre de usuario en una red social. Si alguien averigua esa dirección podrá ver todas las operaciones hechas, las fechas y hasta el balance. Si un usuario utiliza siempre la misma dirección para sus transacciones, es sencillo rastrear todas las anteriores.

No obstante Bitcoin también puede ser totalmente anónimo si tomas las precauciones adecuadas como ocultar tu dirección IP o usar un wallet distinto. Sin embargo no hay que olvidar que el uso de Bitcoin deja registros públicos. Recordar que hay otras criptomonedas como Zcash, Green o Monero que son mucho más anónimas, al contar con mejoras tecnológicas en cuanto a la privacidad.

Otra de las formas para lograr un mejor anonimato sería mediante el mecanismo de cupones de criptomonedas. Una de las formas más recomendadas para conseguirlos es mediante Bitnovo