Tipos de NFT

tipos de nft
Blockchain Para empezar...

Tipos de NFT

Con la llegada de la tecnología de la cadena de bloques y de los proyectos de código abierto también se han puesto de moda las réplicas y las copias. No obstante, para todo hay una solución y en este caso, lo son los NFTs. Los NFT introdujeron un nuevo concepto que se encargaría de revolucionar el sector en muy poco tiempo: tokens únicos e indivisibles. Sin embargo, podemos encontrar diferentes tipos de NFT.

Lo primero que debemos saber es que los NFT, o token no fungible, son tokens digitales y únicos e irrepetibles. Estos tokens, con la ayuda de la tecnología blockchain se encargan de garantizar no solo su autenticidad, sino su pertenencia a un único usuario. Y esto no es todo, una de las características de estos tokens es que cualquier persona puede convertir sus creaciones (sin importar que estas sean imágenes, videos, audios, URL o incluso objetos físicos del mundo real) en tokens no fungibles.

La diferencia entre los NFT y los tokens fungibles como Bitcoin o cualquier criptomoneda es que estas últimas pueden fraccionarse en tokens idénticos o incluso sustituirse por otra con las mismas características. En cambio, los NFT son únicos e indivisibles. 

¿Cómo funcionan los NFT?

Antes de pasar a ver los tipos de NFT que existen debemos entender mínimamente cómo funciona cada uno de ellos. La tecnología blockchain permite el desarrollo de contratos inteligentes que cuentan con los metadatos necesarios para garantizar la autenticidad de los mismos. En estos metadatos se incluyen: el autor, las características como imagen, rasgos (traits), rareza (rarity), etcétera… la dirección del contrato (nos permite identificar la autenticidad de cada pieza) y royalties (es porcentaje de beneficio que adquiere el creador por cada vez que se comercializa su NFT).

De igual forma, los metadatos mencionados anteriormente también permiten determinar su precio inicial, el último precio de compra-venta en el mercado así como la cantidad de transacciones del mismo.

Un NFT en sí se trata de un certificado digital de propiedad y autenticidad. Este certificado indica que el contenido del NFT es único y que los derechos de propiedad pertenecen a la persona que lo ha adquirido. Como ya sabemos, todas las transacciones quedan registradas en la blockchain. Por eso queda verificada una prueba indiscutible de la propiedad y se garantiza que el vendedor recibe el crédito correspondiente por la venta. 

A través de este método, los autores de las obras dejan de tener derechos de propiedad una vez se haya vendido la obra. Cabe destacar que el creador del NFT podrá seguir beneficiándose de sus creaciones al obtener los royalties derivados de la comercialización en los mercados secundarios. Por otro lado, los porcentajes de estos royalties serán cargados en los metadatos de los smart contracts.

tipos de nft

¿Qué establece el valor de un NFT?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el valor de un NFT es algo subjetivo. No obstante, el valor sigue estando ligado a algunas reglas e indicadores de mercado. Estas reglas son:

  • Utilidad: El valor del NFT se incrementa si este desarrolla casos de uso ya sea dentro o fuera del ecosistema cripto. En el supuesto de que un NFT cuente con la capacidad de canjearse por un bien tangible y de uso real, esto significara un valor añadido que a su vez influirá directamente en su valor en mercado. Un ejemplo de este tipo de NFT son aquellos que nos permiten la entrada a eventos o son canjeables por otros bienes reales. La combinación del principio de escasez junto con la utilidad del NFT, serán dos características que unidas aumentarán el valor del NFT.
  • Rareza: La rareza es una característica que juega un papel fundamental en el mundo de los NFT, sobre todo en los de arte. En el momento en que un proyecto o un artista decide crear una colección de NFT, estos elementos cuentan con una serie de características que los convierten en elementos únicos. Dichas características se pueden comprobar en una tabla de rareza ofrecida por los creadores. En el índice de rareza influirá directamente en el valor en mercado de cada uno de los NFT. Mientras más raro sea el NFT y más renombre posea el proyecto o el creador, más aumentará el valor del mismo en el mercado. 
  • Escasez: el valor de un NFT se verá incrementado si dicha colección de NFT cuenta con número pequeño de unidades. Mientras menos unidades haya disponibles en el mercado, mayor será su valor y más cotizado estará el NFT entre los usuarios dispuestos a comprar.
  • Membresía: La membresía es uno de los factores más importantes que influyen en el precio del token NFT. La membresía se encuentra en el prestigio y la popularidad con la que cuente el proyecto. Funciona del mismo modo que en el mundo del coleccionismo. Si un usuario tiene en su poder un NFT de las mayores colecciones lanzadas hasta el momento, el dueño cuenta con una reputación y un valor por el cual cualquier usuario estaría dispuesto a pagar más o incluso a pujar. Cabe destacar que existen NFT que ofrecen a sus dueños ciertos beneficios por pasar a ser miembro del proyecto a través de la adquisición de un NFT. 
tipos de nft

¿Qué tipos de NFT existen?

En el mundo de las criptomonedas existen diversos tipos de NFT. Cada categoría cuenta con sus propias características en cuanto a diseño, utilidad, comunidad o sector al cual van dirigidos. A continuación veremos las características más populares:

  • Cripto Arte: Este tipo de NFT, como bien su nombre indica, se trata de una corriente o disciplina centrada en el diseño de arte digital convertido en NFT. Es una de las categorías que mayor éxito ha tenido recientemente debido a que la tecnología blockchain permite a sus desarrolladores adjudicarse la propiedad de sus obras virtuales y a los comerciantes verificar su autenticidad.
  • Videojuegos: Esta es otra de las clases de NFT que se encuentra en el Boom del momento. Los usuarios pueden obtener la propiedad de un NFT que posteriormente le ofrezca acceso o beneficios, ya sea en un mundo virtual o en videojuegos.
  • Tokenización de activos reales: Los NFT han llegado incluso al mundo real. El primer caso se dio en el sector inmobiliario. Diversas compañías del sector han creado NFT que equivalen a títulos inmobiliarios. De este modo permiten a los vendedores adjudicarse la propiedad de los bienes inmuebles, y a los compradores verificar su autenticidad a través de la tecnología blockchain.